//

Felipe Leal, el urbanismo del bienestar

Coolt

Felipe Leal

Va por la ciudad en su Vespa, la clásica motoneta italiana que es una joya del diseño. Vive apurado, siempre a prisa, pero también sonriente. Felipe Leal Fernández es una persona feliz.


Arquitecto, 64 años, Leal disfruta cada uno de sus proyectos. Se emociona al recordar la remodelación de Madero, calle principal del Centro Histórico de la Ciudad de México, como también mostrando un estudio privado que construyó. Se emociona con su desafío actual, un gran parque público en Acapulco, como también con la pequeña remodelación de un mini-departamento en Coyoacán, sur de la capital. Ahí contesta esta entrevista entre ruidos tremendos. Mientras un herrero corta un barandal y otro trabajador resana paredes. De todos sabe sus nombres, con todos platica y les trata con respeto.

En décadas recientes, Felipe Leal se ha transformado en uno de los arquitectos más reconocidos de México. Fue director de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (1997-2005). Ha recibido 16 premios en bienales y certámenes; recibió la Medalla al Mérito en las Artes 2018 y el premio Mario Pani y Ricardo de Robina que otorga su gremio. Dirigió el esfuerzo por inscribir a la ciudad universitaria en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO y lo logró en 2007. Es también el nuevo elegido de la cátedra máximade la academia mexicana.

 

Pero, más que nada, Felipe Leal es constructor de adentros que parecen afueras y urbanista apasionado por el espacio público. Un defensor de parques, calles y hasta banquetas como lugares de bienestar individual y colectivo. Un buscador de la convivencia

*
*Leer la entrevista completa

Liga al reportaje:


 

Deja un comentario

Your email address will not be published.