//
estás leyendo...
Textos

Trazos infinitos que unen pasado y presente, los dibujos de Sergio Cruz

El Telégrafo, Ecuador

Viernes 28 de octubre de 2016, sección Cultura, página

Paula Mónaco Felipe, corresponsal en México

captura-de-pantalla-2016-10-31-a-las-10-06-58-a-m

 

Miles de líneas precisas van tramando el dibujo y puntos delicados hilan las puntadas de cierre. Aunque están hechas con pluma estilográfica sobre papel, las obras del artista mexicano Sergio Cruz parecen textiles, resultan una labor minuciosa que, vista de cerca, provoca perplejidad.

“Un cuadro de 42 por 42 centímetros me toma tres semanas porque no puedo dibujar más de seis horas por día. Normalmente dibujo cuatro horas cada día, pero también incluyo sábados y domingos porque no descanso”, explica y, enseguida, añade: “Si tengo diez minutos libres, me siento en una cafetería y aprovecho para seguir. Es una búsqueda y una compulsión”.

Cada uno de sus cuadros da fe del impulso: miles y miles de puntos se entretejen con líneas que de lejos parecen sombras, pero son, en realidad, una perfecta sucesión de tramas delgadas que van acomodándose en gamas cromáticas. Sin importar tamaño, la pulcritud del trazo es idéntica en ‘Ehécatl’, dibujo chico sobre el dios prehispánico del viento, como en ‘Quetzalii’, obra de más de un metro de altura que muestra a dos quetzales sobre ramas de una selva exuberante que detrás esconde a una iguana, helechos, varias especies y un templo maya.

Sergio Cruz tiene 67 años, cabello cano y una línea de barba blanca a medio mentón. Es arquitecto especializado en diseño urbano, pero en 1971 algo lo cambió para siempre: “Dentro de mi formación como arquitecto visité ruinas mayas y olmecas en el sureste del país. Me impresionaron mucho. Me impresionó la arquitectura de las pirámides, edificios tan armónicos como el de Palenque, que es estéticamente muy bello, pero también tiene simbolismos: 7 plataformas coronadas por un templo que son los 7 escalones para llegar al cielo mesoamericano y dentro de la pirámide enterrado uno de los gobernantes de la ciudad”.

“La primera impresión fue puramente estética, después empecé a investigar y a realizar visitas para observar la arquitectura, pero también la pintura, escultura, cerámica y los textiles que se han rescatado”.

La fascinación fue creciendo: cada vez dibujaba más templos, más dioses y mitos prehispánicos hasta que en 1980 por fin logró una imagen que le gustaba. Su camino pasó de la arquitectura hacia el arte, en particular a la mitología mesoamericana antes de la conquista española.

En 1985 hizo su primera exposición y desde entonces nunca se detuvo. A la fecha suma 46 muestras. Su mundo es pintar, sigue embelesado con los orígenes estéticos y filosóficos de esta parte del mundo: “Esa sensación no ha acabado, sigo documentándome por medio de revistas, libros, películas y visitas a las ruinas arqueológicas. Hace poco fui a Uxmal”.

Con los años también desarrolló una técnica propia valiéndose de plumas estilográficas de tinta acrílica. Al comienzo solo dibujaba en negro, pero la existencia de herramientas en color hizo explotar un mundo de brillantes verdes, amarillos, morados y un sinfín de opciones luminosas que caracterizan ahora a sus cuadros. En el Casino Español, centro histórico de Ciudad de México, expone ahora su muestra Instinta 46 y explica que el título recurrente –idéntico nombre que solo cambia en números– refiere a la simbiosis entre tinta e instinto.

Sus obras no son copias. Aclara que lo que hace es interpretar. “Mis dibujos no se basan en percepciones visuales sino en ideas de filosofía mesoamericana como el concepto de dualidad”.

Esta vez exhibe 20 dibujos basados en el calendario azteca que ya fueron mostrados en Suiza y Estados Unidos, pero no en México. Ocurre a menudo porque Sergio Cruz reside en Gran Bretaña hace 29 años. Aún lejos, dice, le resulta natural dibujar sobre sus orígenes y considera vigente a la mitología mesoamericana “porque los conceptos y la filosofía que tiene detrás surgen de la concepción del ser como parte integral del universo. Es indudable que dependemos del respeto a la naturaleza”.

En entrevista con este diario, el pintor responde amablemente sobre dos de los eternos debates en torno al arte: la reproducción y su relación con el mercado.

Cuando una obra suya le gusta, no duda en reproducirla: “Algunos de los cuadros que ahora exhibo son tercera versión de sí mismos. Pero no salen iguales… aunque intento reproducir, en el proceso los conceptos adquieren variaciones y no me gusta negarlo: el dibujo me sugiere nuevas formas. No me aferro a repetir, también me gusta hacerlos distintos. A veces empiezo el dibujo con una idea que tengo en la cabeza y luego resulta diferente”.

Una marca de accesorios de lujo –Pineda Covalín– compró algunos de sus diseños para usarlos en pañuelos y chales de seda que se venden en muchos aeropuertos del mundo. Cruz los exhibe con orgullo. “Porque me gusta la idea de imprimir mi trabajo en seda, la calidad del trabajo es buena. Tanto que ahora empecé a hacer prendas de seda en Inglaterra”.

–Como artista, ¿siente alguna contradicción al vender su trabajo?

–Tengo algunas obras que no vendo por su valor sentimental. Por ejemplo, un dibujo que terminé en los días en que nació mi primer hijo no lo vendo porque es para él, como tampoco vendo un cuadro muy especial que hice para mi segundo hijo. Tengo mi propia colección con las obras de las cuales me cuesta despegarme, pero el 90% de mi trabajo está a la venta: de eso vivo. Bueno… –hace una pausa y sonriente aclara– dibujo para mi propia satisfacción y también para vender.

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/cultura/7/mis-dibujos-se-basan-en-ideas-de-filosofia-mesoamericana
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec

untitled

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: