//
estás leyendo...
Textos

La diversidad de los pueblos indígenas del Ecuador, en el Zócalo de México

El Telégrafo, Ecuador

martes 6 de septiembre de 2016, sección Cultura, página 28

Paula Mónaco Felipe, corresponsal en México

img_0035 img_3145

captura-de-pantalla-2016-09-06-a-las-12-48-40-p-m

Una pareja de veinteañeros ecuatorianos camina entre la multitud del Zócalo, la plaza principal de México. Visten ropas del pueblo cañari, ella destaca con sombrero de paño y collares llamativos. Son integrantes del ballet Urbe Andina Independiente y, aunque su actuación terminó un poco antes, con orgullo lucen el atuendo tradicional del norte de su país.

Pasan junto a mujeres de la Huasteca mexicana, quienes llevan coloridas trenzas en la cabeza; otras mazahuas con largos trajes rojos —huipiles— y danzantes de emplumados penachos. Es la última tarde de la III Fiesta de las Culturas Indígenas, Pueblos y Barrios Originarios, donde conviven, se asombran y fotografían miles de hombres y mujeres, unos con trajes típicos y otros con vestimenta moderna.

La fiesta tuvo más de un millón de asistentes entre el 27 de agosto y el 4 de septiembre de 2016, con Ecuador como país invitado. Además, superó las 400  actividades que incluyeron venta de artesanías y comidas típicas, exposiciones fotográficas, proyecciones de cine, espectáculos música y danza (incluidos Mariela Condo y el grupo Inti Sol), lectura de poesías, una muestra de saberes y tecnología indígenas, presentaciones de libros y una extensa propuesta de pláticas formativas, por ejemplo, para montar radios comunitarias.

“Taller encara el racismo”, dice el cartel de una carpa cercana al lugar donde se realizaron conversatorios con los ecuatorianos Esthela Acero, Carmen Tene y Pedro de la Cruz, participantes de la Asamblea Constituyente de 2008. Sus voces se oyeron en un México donde los pueblos indígenas están relegados y,  prácticamente, no tienen lugar dentro del gobierno.

Aunque el evento se organizó desde las oficinas de la Ciudad de México y dependencias federales, “los invitados no fueron políticos sino organizaciones indígenas y de la sociedad civil”, resalta Iván Pérez Téllez, coordinador de la feria y subdirector de asuntos indígenas de la Secretaría de Cultura del gobierno de Ciudad de México. Además del perfil ciudadano, explica a EL TELÉGRAFO, que “la fiesta tiene como propósito visibilizar a la población indígena desde el entendido de que las comunidades indígenas son completamente modernas. Los invitados a participar son quienes, siendo indígenas, tienen los ojos puestos en la modernidad sin perder de vista su origen”.

Rodrigo Espinoza, director del ballet ecuatoriano, confirma que los representa esa visión sobre sus raíces. En su caso, está presente desde el nombre del grupo: “nos llamamos Urbe Andina Independiente porque venimos de distintos grupos pero vimos la necesidad de juntarnos. La mayoría somos estudiantes universitarios. También somos independientes de gobiernos y partidos, somos autogestivos, conseguimos nuestros propios pasajes”.

Al bajar ellos, al escenario sube Chan Santa Roots, un grupo de músicos del estado de Quintana Roo. Unos visten jeans y otros pantalones de manta, los hay con zapatillas de marca y también con huaraches (sandalias de cuero). Cantan reggae en lengua maya.

En una carpa frente al Palacio Nacional está el stand de Ecuador. Lo visita el embajador Leonardo Arízaga, satisfecho por la presencia de su país “en este zócalo que es el corazón de México. Estar aquí es motivo de especial orgullo”.

Atiborrados los pasillos, turistas y visitantes eligen entre un sinfín de opciones. Los artesanos ecuatorianos ofrecen blusas, ponchos y textiles, pero son los sombreros los más deseados. Así lo explica David Lema, coordinador de la muestra, para quien el balance es positivo: “Hemos aprendido muchas cosas y también hemos podido intercambiar productos con artesanos mexicanos”. Él cambió sombreros por rebozos y alebrijes, es decir una chalina tradicional tejida a mano y animales fantásticos realizados en madera pintada. Pero lo más importante, remarca, es que la feria se haga en la plaza principal de México “para dar a las artesanías el valor que estas necesitan. Sean ecuatorianas o mexicanas, el valor que se le debería dar al producto hecho a mano tiene que darse a conocer”.

img_0056

Datos

Asistieron representantes de las comunidades de los otavalos, cayambis, puruháes, saraguros y salasacas, entre otros. En el evento hubo una muestra fotográfica titulada Rostros de la diversidad cultural, étnica y natural del Ecuador.

Se proyectaron mediometrajes de ficción locales y hubo dirigentes indígenas que dictaron conferencias sobre la participación de las mujeres en las organizaciones indígenas, la Ley de Recursos Hídricos y Aprovechamiento del Agua, entre otros.

La cantante y compositora Mariela Condo, de la comunidad indígena de Cacha, dio un recital en la Plaza de la Constitución y el Colectivo Danzantes, liderado por Vladimir Montenegro hizo una muestra escénica.

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/cultura/7/el-zocalo-acogio-la-diversidad-de-ecuador-en-un-encuentro-sobre-culturas-indigenas
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: