//
estás leyendo...
Textos

Fin de la era Pemex, gasolineras privadas ya operan en México

El Telégrafo, Ecuador

Viernes 1 de julio de 2016, sección mundo, página 14

 

Paula Mónaco Felipe, corresponsal en México

Sus colores amarillo, blanco y verde llaman la atención al igual que los carteles de la marca Hidrosina. Diferentes al verde-blanco-rojo de la bandera nacional y sin el águila que es logotipo de Petróleos Mexicanos (Pemex), atrae las miradas en la esquina de Insurgentes y Reforma, las dos avenidas más importantes de la Ciudad de México. En la variación de marca y diseño hay más que imagen, es la primera gasolinera privada en 78 años, la primera que no lleva el cartel de Pemex.

El 18 de marzo de 1938 el presidente Lázaro Cárdenas nacionalizó la industria petrolera y desde entonces la única empresa autorizada para distribuir combustibles en México fue la estatal Pemex, transformada en símbolo de soberanía. Por casi ocho décadas el Estado monopolizó el sector energético hasta que en 2014 el presidente Enrique Peña Nieto aprobó una reforma energética que abrió paso a la iniciativa privada. Ahora empresas particulares, nacionales o extranjeras, pueden participar en exploración, extracción, refinación y petroquímica, electricidad y gas.

Hidrosina inauguró los nuevos tiempos de libre mercado con un expendio en la transitada esquina de la capital pero no es el único. El Grupo Eco abrió otro en Tijuana, extremo norte del país, y el grupo Lodemo el tercero en Mérida, estado de Yucatán. Los tres planean extenderse mientras se espera el arribo de poderosas transnacionales, como la estadounidense Gulf.

Gulf Oil Corporation, denominación actual de la empresa Gulf Oil fundada en Texas en 1901, tiene presencia en 15 países y ambiciosos planes para México. Empezará con  4 gasolineras en estos días y espera llegar a 100 en lo que resta de  2016 e instalar cerca de 2.000 en los siguientes tres años, informó el director de su filial mexicana, Sergio de la Vega, exfuncionario de Pemex.

Gulf busca acaparar cerca del 25% del mercado y tendrá las condiciones legales para lograrlo ya que la Ley de Hidrocarburos que se desprende de la reforma energética autoriza a Pemex a otorgar en franquicia hasta el 50% de las gasolineras que funcionan en el territorio mexicano. En total son 11.281, según datos oficiales del pasado marzo.

Planea abastecerse con petróleo mexicano pero también hasta un 50% de combustible extranjero y podrá hacerlo porque los cambios impulsados por el Gobierno lo permiten. La reforma autorizó la apertura del mercado a la importación de gasolinas y diésel a partir de 2017, aunque en febrero de este año el presidente Peña Nieto adelantó la disposición. Desde Texas, Estados Unidos, informó que a partir de abril cualquier empresa podría ingresar los combustibles al país en una acción que “detonará una fuerte inversión privada y permitirá que haya una intensa competencia en el sector de combustibles”.

Ya rige la medida y los expendios de gasolina de México pueden surtir con proveedores distintos a Pemex. En el aire queda la pregunta ¿cuánto perderá la empresa local?, como también otras dudas sobre el futuro inmediato de la industria. Por ejemplo, ¿cuáles serán las consecuencias para el empresariado local al enfrentar a gigantes de la talla de Exxon, Shell, Chevron o Texaco?

“La reforma energética trae muchos retos y oportunidades… y también muchas amenazas”, admitió Emilio Loret de Mola Gómory, empresario mexicano dueño del grupo gasolinero Lodemo, en entrevista publicada por la Revista Alianza Empresarial en octubre pasado. En busca de fortalecerse y ante el desembarco de las gigantes transnacionales, las compañías locales empezaron a conformar bloques.

Surgió la “megaalianza” de ocho grupos gasolineros que en total suman 1.265 estaciones de servicio, cerca del 11% del mercado actual. La integran Hidrosina, Corpogas, Lodemo, Esges, Enerkom, OctanFuel, Gasored y Cargo. Por ahora buscan mejores acuerdos con proveedores y modernización del servicio, pero también exploran el mercado del transporte para reducir costos.

Para los usuarios son tiempos de cambios e incertidumbre. Así como ahora el paisaje incluye gasolineras diferentes al verde-rojo-blanco de Pemex, por décadas símbolo de soberanía, el próximo año reinará por completo el mercado libre: los precios se liberarán, el Estado ya no determinará cuánto cuesta el litro de combustible. Nadie se atreve a vaticinar de qué tono será la “guerra” entre empresas privadas, tampoco a asegurar que el costo será menor y la calidad igual para el ciudadano que llegue a cargar el tanque de su carro.

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/mundo/9/las-gasolineras-privadas-ya-operan-en-mexico
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec

untitled

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: