//
estás leyendo...
Textos

Carmelo Ramírez, el primer exiliado del caso Ayotzinapa

El Telégrafo, Ecuador

Viernes 20 de mayo de 2016, sección Mundo, página 16

y

La Jornada, México

Sábado 21 de mayo de 2016, contraportada

 

Paula Mónaco Felipe

 

Del calor de la costa guerrerense pasó a la nieve de Minnesota, Estados Unidos. De una familia unida y numerosa, a la soledad de llegar a un país extraño donde se habla inglés, un idioma que no entiende. De la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, a buscar refugio en casas de personas desconocidas.

Carmelo Ramírez Morales es el primer sobreviviente de Ayotzinapa que se ha visto obligado a dejar el país por amenazas y ahora pide asilo político a las autoridades estadounidenses. “Llegué a fines de diciembre -dice a EL TELÉGRAFO vía telefónica desde Minnesota-. Tomar la decisión y salir fue triste, pero quienes me amenazaban ya estaban presionando a mi familia”.

Tiene 20 años. Sobrevivió a los ataques de septiembre de 2014 en Iguala y es primo de uno de los 43 desaparecidos, Carlos Iván Ramírez Villarreal. Para resguardar su seguridad, por meses usó un nombre falso -Francisco Sánchez Nava-, “pero no sirvió”. Le llovieron amenazas desde que comenzó a dar testimonio público, desde que puso cuerpo y rostro a la denuncia.

“La primera vez fue cuando me invitaron a unas ruedas de prensa en Coahuila, en febrero de 2015. Me empezaron a mandar mensajes desde números desconocidos; decían que si no paraba (de denunciar), tanto yo como mi familia íbamos a sufrir consecuencias”.

Luego notó que lo seguían en una central camionera de la Ciudad de México. Otra vez lo citaron en Chilpancingo y le exigían que fuera solo al encuentro, pero no accedió. Por el contrario, acompañó a 3 padres de desaparecidos a realizar una caravana por Sudamérica, y en noviembre participó de otro viaje a Estados Unidos.

Al retornar a México, relata: “le llamaron a mi hermana y le dijeron que tuvieran cuidado, que las cosas se habían salido de control, que ya me habían advertido y que ellos (su familia) iban a pagar las consecuencias de lo que hacía yo”. Después, “me siguieron llamando y me decían que me iban a matar. Me metían más miedo con mi familia, decían que iban a quemar la casa con todos dentro”.

Sus amigos le contaron entonces que a la cancha del pueblo llegaban hombres desconocidos preguntando por la casa de la familia Ramírez Morales. Aunque nadie les dio seña, Carmelo recibió más llamadas amenazantes “y me daban detalles de cómo llegar a mi casa, sabían todo”.

La certeza de que los suyos estaban en riesgo fue el detonante y partió rumbo a Estados Unidos gracias a la ayuda de un religioso cuyo nombre prefiere ocultar para proteger su seguridad. “Desde que estoy aquí ya no hay amenazas; cambié mi número de teléfono y toda mi familia también. Pero no estoy del todo tranquilo, aunque trabajo duro, mi mente no está bien porque mi familia todavía está en riesgo”, explica.

Sin hablar inglés

El primer mes fue especialmente difícil: sin conocer a nadie, sin hablar inglés y sin dinero; comía poco. Trabajaba en una carnicería, ahora es cocinero en un restaurante y ya puede solventar sus gastos. Llegó a Estados Unidos con visa, pero ya solicitó asilo político.

El pasado mes de marzo, patrocinado por el abogado Jeff Larson, quien lo representa gratuitamente (pro bono), ingresó una solicitud formal a la Oficina de Asilo de los servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), con sede en Chicago, Illinois. Larson y Ramírez esperan que les concedan una entrevista con un juez de migración, pero “el trámite va muy lento -lamenta Carmelo-. Tal vez porque soy el primer sobreviviente de Ayotzinapa que está pidiendo asilo”.

A su permiso le quedan semanas de vigencia y el temor lo invade cuando le dicen que el trámite podría demorar años. Aunque siente a Minnesota como un refugio seguro, no es para él sinónimo de olvido: “Cada 26 hacemos algo aquí: pláticas, acciones o voy a otro estado a hablar sobre Ayotzinapa. Yo no quiero callar, voy a seguir denunciando”.

Como él, varios normalistas han recibido amenazas. Carmelo Ramírez Morales es el primero en salir del país y no se arrepiente: “Para buscar a los demás, necesitamos estar vivos”.

Liga El Telégrafo: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/mundo/9/carmelo-ramirez-primer-exiliado-del-caso-ayotzinapa

Liga La Jornada: http://www.jornada.unam.mx/2016/05/21/sociedad/032n1soc

untitled

untitled

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: