//
estás leyendo...
Policías comunitarias en México (2014), Textos

Nestora Salgado sale libre después de 575 días de cárcel; nunca le comprobaron cargos

El Telégrafo, Ecuador

Viernes 18 de marzo de 2016, sección Mundo

Paula Mónaco Felipe, corresponsal

 

“Policía comunitaria”, dicen letras amarillas en camisetas de color verde. Quienes las portan son en su mayoría hombres y están formados en el exterior de la cárcel femenil de Tepepan, Ciudad de México. Se abre la puerta y aparece Nestora Salgado, líder social, comandante de las fuerzas ciudadanas que se organizaron en Olinalá como también en otros pueblos para enfrentar al narcotráfico y a las autoridades corruptas.

Después de 575 días presa por cargos que nunca pudieron comprobarle, Nestora recupera la libertad. Sonríe, lleva el mismo uniforme que sus compañeros y una gorra que dice “Comandanta”. En un acto simbólico, su sobrino Giovanni Salgado –también policía comunitario- le quita las esposas frente a todos y ella brinca con un grito “¡soy libre! ¡soy libre!” Le entregan una escopeta y la toma con seguridad porque nunca ha sentido miedo por las armas y tiene buena puntería.

“A sus órdenes, comandanta”, le dicen uno a uno cuando desfilan ante ella en saludos formales que se transforman en abrazos. Hay lágrimas y emoción a flor de piel, todos han peleado duro. Ella, dentro de cárceles aún sin pruebas en su contra y en condiciones que fueron denunciadas por sus abogados. Los demás comunitarios, resistiendo los embates de gobiernos que los habían obligado a guardar uniformes y escopetas desde que arrestaron a Nestora. Un retén de la Secretaría de Marina Armada los hostigaba y amenazaban con detenerlos también si salían a realizar rondines de seguridad.

“Esta es la libertad de todos ustedes, compañeros, de todo el pueblo, de los campesinos –dice Nestora elevando el tono de voz-. Logramos la libertad de todos y vamos a seguir luchando para que no nos sigan reprimiendo. Si es necesario esto –agita la escopeta-, a esto vamos a llegar, pero no vamos a dejar que nos sigan pisoteando”

Nestora Salgado García tiene 44 años, es indígena tlapaneca, madre y abuela. Nació en la región Montaña del estado de Guerrero, una de las zonas más pobres de México. A sus 19 años emigró junto a su entonces esposo, cruzaron sin papeles la frontera hacia Estados Unidos. Al otro lado la vida no fue fácil: víctima de violencia doméstica, se divorció y quedó sola, sin papeles trabajó en cuanto lugar pudo para mantener a sus tres hijas Saira, Grisel y Rubí. Logró mantenerlas y darles educación; encontró un nuevo compañero que la respetaba como persona–su actual esposo Luis Ávila Báez-; y logró obtener la ciudadanía estadounidense.

Con una situación personal más cómoda, cada año regresaba su pueblo natal donde entregaba comida, ropa y regalos a las familias más pobres. En 2013 encontró a sus paisanos sumidos en el terror por la violencia ligada al narcotráfico asolaba a esa región y decidió extender su estancia para sumarse a los reclamos ciudadanos. Surgió entonces la policía comunitaria de Olinalá y, debido a su liderazgo, los vecinos la eligieron comandante del grupo que se integró a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) que tiene 20 años de existencia y está reconocida por las leyes de Guerrero.

El entonces gobernador Ángel Aguirre Rivero le manifestó su apoyo pero la situación cambió cuando los comunitarios lograron reducir la delincuencia y enfrentaron al gobierno de Olinalá, implicado en casos de corrupción y robo de ganado. El 31 de agosto de 2013, con un gran operativo encabezado por marinos, fue detenida e incomunicada. Desde entonces permaneció un año, seis meses y 26 días presa entre dos cárceles, primero la de máxima seguridad de Nayarit y después la de Tepepan, en la capital del país. Se le acusó de delincuencia organizada primero, luego de decenas de secuestros y otros delitos graves, los cuales nunca se comprobaron.

Nestora no estuvo en prisión por haber cometido algún delito “sino por la colusión que existe en México entre el gobierno y el crimen organizado. Es obvio que ella interfirió en ese negocio”, ha explicado su esposo Luis Ávila Báez, en diálogo con EL TELÉGRAFO.

Triunfo legal

Junto a Nestora Salgado están sus hijas, quienes llevaban un mes en México a la espera de la liberación. También el abogado Sandino Rivero, quien junto trabajó el caso junto a su padre Leonel Rivero y el estudio Defensa Estratégica en Derechos Humanos. Horas antes, fueron ellos quienes confirmaron la victoria legal tras arduas peleas y argucias legales: “Hoy con satisfacción todos los que conjuntaron esfuerzos para lograr su libertad pueden decir: Misión cumplida, comandante Nestora”.

La noticia se festeja también en Seattle, Estados Unidos. Familiares de la líder comunitaria añoran aguardan su regreso al hogar y alistan los últimos detalles para recibirla. Quieren abrazarla pronto pero también ponerla en mano de especialistas médicos porque su cuerpo aún resiente los efectos de una extensa huelga de hambre y requiere atención especializada debido a un padecimiento crónico en su columna vertebral. “Nos urge que la atiendan –explica su esposo Luis Ávila Báez-, que Los medicamentos y la atención médica que se le han negado desde que fue recluida.

Por ella esperan también los integrantes de la Clínica Internacional de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Seattle, quienes sostuvieron su defensa legal a nivel internacional. La abogada Alejandra Gonza, quien ha golpeado puertas de CIDH, ONU y otros organismos, celebra la libertad que “supone la implementación de una de las dos importantes recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de Naciones Unidas y un claro reconocimiento de la injusticia perpetrada con su encarcelamiento”. Thomas Antkowiak, director de la Clínica, destaca que “la perseverancia de Nestora y su familia y de tantas personas que la han apoyado, tanto en Estados Unidos como en México, obtuvieron lo que hace tiempo correspondía: libertad y justicia”.

 

Liga a la nota:

http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/mundo/9/nestora-salgado-sale-libre-despues-de-575-dias-de-carcel-nunca-le-comprobaron-cargos

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: