//
estás leyendo...
Textos

El gobierno de México “decide” el olvido de los 43

Liga a la nota:
http://www.telegrafo.com.ec/mundo/item/el-gobierno-de-mexico-decide-el-olvido-de-los-43.html

Paula Mónaco Felipe, corresponsal
El Telégrafo, miércoles 28 de enero de 2015

“Sin lugar a dudas”, “de manera contundente”, “comprueba científicamente” y “esa es la verdad oficial” fueron algunas de las expresiones que más remarcó el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, durante la conferencia de prensa de una hora y 15 minutos en la cual ratificó la versión gubernamental sobre lo ocurrido en Iguala la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014.
Valiéndose de textos, fotografías, láminas, incluso un extenso video musicalizado, el funcionario reiteró que los 43 estudiantes normalistas fueron asesinados, incinerados y disueltos sus restos en el río San Juan. Esta hipótesis supone la imposibilidad de localizarlos y por lo cual, adelantó, procederán a “hacer la imputación (de los responsables) por homicidio”. El funcionario precisó que la conclusión se da a raíz de 39 confesiones de policías y de quienes actuaron materialmente, 386 declaraciones vinculadas y consistentes y muchos otros elementos.
De inmediato la noticia desató críticas entre expertos y usuarios de redes sociales, ya que el cargo por ‘homicidio’ significa evitar el cargo de “desaparición forzada”, un delito de lesa humanidad, más grave e imprescriptible.
Pocas horas después de la llamada “Octava Acción Global por Ayotzinapa”, que este 26 de enero incluyó más de 10 horas de manifestaciones pacíficas en la capital mexicana, Murillo Karam y Tomás Zerón, jefe de la Agencia de Investigación Criminal, ampliaron cada parte de la hipótesis ya difundidas, enfatizando que no quedó rastro alguno de los estudiantes para maestros rurales. Indicaron, por ejemplo, que el detenido Felipe Rodríguez Salgado, alias ‘El Cepillo’, dio las órdenes y Patricio Álvarez los asesinó e incineró en el basurero de Cocula “quemando incluso los teléfonos celulares”.
Contradijeron así las investigaciones de expertos, quienes en semanas recientes han advertido que no es viable quemar 43 cuerpos en
un espacio de esas características y con las condiciones que existieron la madrugada del 27 de septiembre.
Los funcionarios aseguraron que “se consolida el móvil” de los ataques,el cual, explicaron, fue una confusión. Según los funcionarios y lo dicho por los testigos a quienes citaron, tanto policías municipales de Iguala y Cocula, como sicarios de la organización delictiva Guerreros
Unidos, confundieron a los estudiantes con presuntos narcotraficantes del cartel Los Rojos. Los detenidos “utilizan mucho la palabra infiltrados”, remarcó Murillo Karam.
En el video transmitido a la prensa nacional e internacional se incluyeron testimonios y una dramatización sobre la supuesta forma en que fueron ejecutados 3 de los estudiantes normalistas: Jesús González Parral, apodado ‘el flakito’; Miguel Hernández Martínez, ‘el patilludo’; y Bernardo Flores Alcaraz, ‘el cochiloco’. Reunidos frente a un televisor, varios padres, madres, primos y compañeros de los normalistas
desaparecidos siguieron la transmisión de la conferencia. Se indignaron porque el gobierno insinuó que el tercero de ellos -Bernardo Flores- fue responsable de lo ocurrido.
Cerca de 80 minutos hablaron los altos funcionarios sin mencionar siquiera al Ejército, cuerpo al cual familiares y sobrevivientes señalan como partícipe. Solo se autorizaron 5 preguntas y tampoco se aludió el tema. Pero cuando el procurador abandonaba el recinto de la conferencia, un periodista alzó la voz para preguntar sobre los militares. Murillo Karam también levantó el tono para responder “no hay una sola evidencia de que haya intervenido el Ejército. No hay una sola, ni una sola”, enfatizó antes de concluir: “Ni
siquiera había un grupo razonable en el cuartel”.
En tanto, minutos antes de la conferencia de la PGR, el presidente Enrique Peña Nieto opinó que “este momento de tragedia y de dolor para
México no puede dejarnos atrasados; no podemos quedarnos ahí”. El mandatario, quien un mes atrás había llamado a “superar” el caso, dijo ahora “tenemos que seguir caminando”. Nada de eso harán los familiares: ante miles de personas reunidas en el Zócalo la víspera, remarcaron que los gobernantes “apuestan al olvido… pero aquí estamos”.
Como parte de la indagatoria ya han sido detenidas 99 personas, entre quienes se encuentran más de 50 policías municipales, el alcalde de
Iguala, José Luis Abarca Velázquez, y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, considerados autores intelectuales de la desaparición de los normalistas.

elTelegrafo-28-01-2015_2-15

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: