//
estás leyendo...
Textos

Vigilia frente a la presidencia mexicana. El año nuevo de los familiares de 43 normalistas de Ayotzinapa

El Telégrafo
Paula Mónaco Felipe

Ciudad de México. No hubo cena ni brindis. Los familiares de los 43 normalistas desaparecidos pasaron la última noche del año 2014 intentando ser oídos por el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Cerca de 100 padres, madres, hermanos, tíos y esposas marcharon en la capital del país acompañados por otro centenar de personas, en su mayoría jóvenes. Recorrieron desiertas calles donde pocos se asomaron para expresarles apoyo.

No pudieron llegar a la presidencial de Los Pinos porque un cerco de varios cientos de granaderos les bloqueó el paso. “Aquí nos quedaremos. La nuestra es una protesta pacífica”, explicaron desde un megáfono y se instalaron en círculo mientras se encendían velas como señal de esperanza.

“Que sepa el mundo que los padres de familia no están cansados y que no descansaremos hasta encontrarlos”, dijo Melitón Ortega, padre de Mauricio Ortega, uno de los 43 estudiantes detenidos-desaparecidos en Iguala la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre.

Se disculpó por su mal español y explicó que comenzó a aprenderlo recién a los 17 años de edad. Antes, dijo, solo hablaba en lengua indígena como miles de habitantes de la región de La Montaña de Guerrero, donde también creció su hijo, quien ahora tiene 18 años.

Vidulfo Rosales, abogado de las víctimas, insistió en la responsabilidad del Estado en los ataques que dejaron como saldo 3 jóvenes asesinados, 43 detenidos-desaparecidos y 2 heridos de gravedad. Señaló sobre todo al ejército mexicano, al denunciar que algunos de sus integrantes “estuvieron presentes” durante los hechos.

Exigió entonces “la apertura inmediata de la línea de investigación del ejército. Una investigación profesional y activa”.

Pese al frío, los familiares y ciudadanos se mantuvieron firmes por más de dos horas. Casi a la medianoche, a pocos minutos de iniciar el 2015, quemaron 3 piñatas de papel. Los tradicionalmente coloridos objetos mexicanos esta vez fueron caracterizados con los rostros del presidente Enrique Peña Nieto, el procurador Jesús Murillo Karam y la esposa del alcalde de Iguala, María de los Ángeles Pineda.

A 100 días de los ataques y pese al despliegue anunciado por el gobierno, no hay mayores avances en la investigación que el hallazgo de una muela y un fragmento de hueso que, según pruebas genéticas, pertenecen a Alexánder Mora Venancio, uno de los desaparecidos.

Link a la nota:
http://www.telegrafo.com.ec/mundo/item/vigilia-frente-a-la-presidencia-mexicana-galeria.html

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: